Fundación de Fomento Europeo analiza en Barcelona los retos de Europa

Barcelona, 11 mar (EFE).- La Fundación de Fomento Europeo (FFE), junto con la Agrupación Española de Fomento Europeo (AEFE), celebrará mañana en Barcelona un encuentro para promover la idea del europeísmo como valor supranacional y analizará cuestiones como la reacción de Europa ante la llegada de miles de refugiados.

La FFE es, según ha informado hoy en un comunicado, la única organización no gubernamental en el mundo que trabaja por el acercamiento y la integración de todos los pueblos de Europa desde la sociedad civil.

Coincidiendo con este encuentro, la AEFE distinguirá en una cena a varias personalidades e instituciones en reconocimiento a su relevancia en el acercamiento y la integración de los pueblos.

Entre los distinguidos este año se encuentran el abogado y empresario colombiano James Ordóñez, el presidente fundador de la Fundación Bel Canto, el panameño Juan Carlos Tapia Rodríguez, el secretario general adjunto de la Unión por el Mediterráneo, Yigit Alpogan, y el presidente de la Cámara Corte Internacional de mediación y arbitraje de París, Alain Guibé.

Según el comunicado, la FFE, con sede en Barcelona, ha tendido puentes con países de Iberoamérica con el objetivo de fomentar el intercambio de conocimiento entre culturas, abogando una Europa universalista.

Por su parte, la AEFE celebra este año este año el 25 aniversario de su fundación de la mano del empresario catalán Josep Castellà de Cot, quien también ha estado al frente de la institución desde el inicio.

Coincidiendo con este aniversario, el presidente del Reial Cercle Artístic de Barcelona, Josep Félix Bentz, ha tomado el relevo en la presidencia de esta entidad.

Bentz considera que “en un momento en que el asilo de miles de personas que huyen de sus países hacia Europa está poniendo contra las cuerdas a la Unión Europea, los ciudadanos debemos ser los primeros en denunciar esta situación, trabajando por y en pro de la convivencia”, según el comunicado.

La organización fue creada en 1991 siguiendo el espíritu de la Carta de París para una nueva Europa, suscrita por 32 estados europeos, Estados Unidos y Canadá, pertenecientes a la Conferencia para la Seguridad y la Cooperación en Europa.